MI ÚLTIMA VOLUNTAD

Te esperé pero nunca llegaste…

Omar Octavio Vásquez Valencia.

MI ÚLTIMA VOLUNTAD.

Por medio del presente quiero compartir con todos ustedes mi experiencia y todo lo que he vivido pues no quiero que pase desapercibida como una historia sin desenlace aparente y sin sentido alguno tambien aparente, seguramente no es así.

conocido; con la precisión que me es posible y que consideré prudente. Compartir y hacer del conocimiento de todos estas cosas es mi última voluntad. Es por eso que lo comparto con todos ustedes. A aquel que encuentre algo valioso en este escrito y de merito para compartir con otros que lo haga con toda libertad. Y que encuentre también dentro de su corazón la voluntad de compartirlo y difundirlo con otros, quisiera agradecerles de antemano y desde donde me encuentre en estos momentos.

UN POCO ACERCA DE LA PERSONA QUE CUENTA ESTA EXPERIENCIA.

Desde que recuerdo fuí educado en la fe y tradición católica. Fuí bautizado de muy pequeño y posteriormente, haciendo uso de mi libre y espontanea voluntad en la preadolescencia, confirme mi fe católica de acuerdo a el sacramento católico de la confirmación. Era un católico de pocas lecturas, pero al momento de mi confirmación me consideraba un católico de consciencia (no exageradamente). Yo daba un poco mas de crédito a las teorías sobre la vida extraterrestre que a la teoría del creacionismo, siempre le preste mas atención e interés a estos temas, de los cuales me documentaba como actividad de ocio. En esos tiempo me hacia de lecturas como Año Cero y cosas del genero. Inseguro e indiferente sobre la existencia de Dios, mi pensamiento siempre fué: “Bueno, pues si existe tal Dios, yo viviré así, sin la certeza y haré lo que quiera y al final de la vida ya veré”. Sencillo y suficiente para mí, para alguien que todavía podía considerarse un niño.

Al llegar a la adolescencia, no recuerdo con precisión, pero tal vez por los 15 años, regrese a mi música rock-metal, genero que conocí y escuchaba desde la secundaria. Escuchaba a grupos como Metallica y al Satanico Marilyn Manson. Yo era todavía mas apático a los temas satánicos en lo musical y en lo general, así que nunca le preste el menor interés a la temática. Siempre pensé que esos temas no merecian ni un minuto de mi tiempo.

Yo había abandonado todo contacto musical con el genero rock metal gracias a que un tiempo me comprometí fanáticamente a la música de rap y hip/hop de tipo pandilleril. Con mis regresos al rock había iniciado un nuevo ciclo, la adolescencia.

Un poco antes de iniciar mi adolescencia atea y religiosamente indiferente, y conociendo mas a fondo a la iglesia como la institución que realmente es, un día, justamente frente a la iglesia de la localidad, en donde fui confirmado, uno de esos días me asalto la pregunta: ¿Dios existe? Yo concluía que no, así que en ese momento abandone toda fe en la existencia de un Dios. Deseche la poca fe que habia en mí hacia el Dios al que siempre había sido indiferente.

Llegada la adolescencia, el rock, mis avances en el conocimiento de la ciencia y mis conocimientos tan generales de socio historia, fortalecieron mi distanciamiento de la fe. Se fortaleció en mi una certeza casi científica de la inexistencia de un Dios. A partir de entonces, mi indiferencia hacia Dios fue total. Para mi Dios no existía, no era mas que una gran mentira ideada para los ignorantes y los tontos. Toda mi vida antes de lo presente, mas que considerarme ateo me definiría apático, ajeno y distante a toda fe. Desde entonces dirigí mi vida con una actitud escéptica e indiferente hacia lo religioso y todo lo que requiriera de fe, con una filosofía materialista y una visión científica del mundo.

Al terminar el Bachillerato Especializado en Contaduría y Administración decidí iniciar estudios sobre la licenciatura en enseñanza de lenguas extranjeras en la facultad de idiomas de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, por ahí de mediados del año 2004. Estando ahí en la UABJO curse hasta el tercer semestre de la licenciatura sin contratiempos y con buenas calificaciones.

Por insatisfacción social, inmadurez… y otros factores, deje la facultad de idiomas sin dar cuenta a mis amigos sobre mi decisión. La cual tomé en un arrebato de inconformidad sobre mi presente y mi posible futuro que vislumbraba insastifatecedor. Una de las cosas que me motivo a cambiar de escuela fué la idea de que graduarme en una escuela particular me serviría mucho a la hora de buscar un trabajo.

Tras abandonar la UABJO, decidí iniciar estudios en la [omitido], conocida también como [omitido]. Me decidí por ciencias de la comunicación, aspirando a un entorno laboral mas interesante, cómodo y a la vez gratificante. Eso fue a principios del año 2006. Tome un curso introductorio en el mes de Febreroy unos pocos días después del curso, ese mismo mes, ya me encontraba en el aula tomando clases. Si no recuerdo mal fue un día veintitantos del mes de Febrero. Inicie los cursos con una idea en la cabeza, esa era pasar desapercibido. Extrañamente, el último semestre que estuve en la Facultad de Idiomas el protagonismo involuntario me había provocado molestias e inconvenientes. Ese fue otro de los motivos por el cual me decidí a dejar la UABJO.

UNIVERSIDAD [OMITIDO] DE OAXACA.

Ahora ya en la [omitido], finalmente no lo logré mi objetivo de pasar desapercibido. Recuerdo que mi primera clase fue Derecho, en la que el maestro Rene, intimidante y curioso presentaba la currícula. Al tiempo que buscaba desentrañar y conocer nuestras personas. Mis intentos de pasar desapercibido habian fracasado. Los cuestionamientos del maestro siempre me mantenían en un punto de estrés que siempre pude controlar, pero que ahora reconozco familiar y conozco el porque y el como. Extrañas situaciones de hacke en las que parecía intervenir “la casualidad” sucedian.

Otra de mis primeras clases fue Métodos y Técnicas de Investigación. La maestra se llamaba Ana. Era una mujer delgada, joven, no muy alta y de tez clara casi europea. Acababa de llegar de Francia, era nacida en México pero había ido a estudiar ahí una Maestría, recién acababa de regresar según nos contaba. Se presento y nos dijo que era su primer día como maestra y nos pidió que fuéramos condescendientes pues estaba algo nerviosa. No lo parecía, de hecho parecía lo contrario. Mientras pronunciaba esas palabras con una sonrisa amistosa en el rostro, fue invadida repentinamente “por un ataque de nervios relámpago”. Esto paso justamente cuando yo pensaba: ¿por que esta maestra tan joven no se pone nerviosa? Cuando fue atacada por ese ataque de nervios, pareció estar fuera de su control. Parecía que ella solo quería seguir adelante como de acostumbre pero algo no se lo permitía. Entonces volteo a verme y dijo: “OK…” Y siguió con su presentación como si nada hubiera sucedido. Recuerdo que habia sucedido algo igual… o lo mismo hace algunos días. Unos días antes de iniciar los curso fuimos presentados como grupo, nos reunieron en un aula junto a la administración, recuerdo que ese día llegue tarde a la cita. Llevaba puestos los audífonos de mi teléfono reproductor de MP3 en los oídos. Con una actitud imprudente y desenfadada toque a la puerta y pregunte si podía pasar. Frente a mis nuevos compañeros había 2 exponentes, eran 2 adultos jóvenes, ambos me respondieron que pasara. Antes de que yo interrumpiera, uno de ellos estaba dirigiendose a el nuevo grupo, era precisamente la hermana de la maestra Ana, en ese momento yo desconocía su parentesco. Por esos tiempos yo sufría de ataques de pánico al hablar en público o en situaciones similares. No podía controlarlos a pesar de sentirme una persona con amplio control sobre si mismo. Entre y tome asiento, a los 20segundos tal vez de tomar asiento pensé: ¿por que ella no se pone nerviosa al hablar en público? Inmediatamente la hermana de la maestra Ana sufrió “un ataque repentino de nervios” que le resulto totalmente incontrolable y muy notorio. Mientras me miraba (pues yo acababa de entrar al aula) su voz se quebraba y su rostro se puso rojo, con mucha dificultad hablaba. Todos se quedaron perplejos ante lo que sucedía como preguntandose: ¿Por que le sucede esto? Al terminar su participación (apresuradamente debido a su ataque de nervios) la hermana de la maestra Ana se posiciono al lado derecho del pizarrón adoptando un gesto de seriedad y vergüenza.

En su segunda clase la maestra Ana presento los temas que abordáramos durante el curso. Se notaba que era una persona con mucha cultura histórica, conocía muy bien de personajes históricos y sus aportaciones a la ciencia. Ademas los hubicaba muy bien en sus distintos periodos históricos. Algo que también note, aunque no le preste mucha atención en ese momento, es que mientras presentaba los temas y preguntaba al grupo respecto a estos, le prestaba especial interés y atención a temas sobre filosofía antigua que contemplaba la existencia del alma. A mi en esos tiempos me parecía absurdo perder el tiempo con esos personajes a los que creía victimas de la ignorancia de su tiempo. La mayoría de mis compañeros tampoco tomaban en serio esas hipótesis  sobre el alma y temas relacionados o eso parecia al menos. Note también que alguno pocos si les prestaban atención y se notaba que las consideraban.

Recuerdo una de sus clases en la que como de costumbre, se estaban comentado los temas en la clase. No recuerdo precisamente de que se estaba hablando, pero era un tema que se relacionaba un poco conmigo. Recuerdo que todos se voltearon a verme y yo me sentí algo nervioso al sentir sus miradas. Aunque trate de evitarlo no podía, estaba acostumbrado a que cuando me miraban muchas personas al mismo tiempo me ponía nervioso, ahora que lo reflexiono no tiene mucho sentido. En los momentos de nerviosismo era lo último que me preocupaba, así que nunca me pregunte por que me pasaban estas cosas. Había una compañera en mi salón llamada Yesica, ella volteo hacia mí y dijo algo que no recuerdo, la frase terminaba en “¿verdad maestra?” Su novio estaba al lado derecho y del lado izquierdo su amiga inseparable, que parecía mas su pareja real. La maestra volteo a verme y mientras me miraba dijo maliciosamente: “o el mal de ojo ¿no? ¿Nunca les ha pasado que cuando nos mira una o varias persona fijamente nos ponemos nerviosos” Y volteó la vista hacia otra parte del salón, buscando una reacción. Y dijo: “¿Nunca les ha pasado? ¿Por que pasa esto?”. Esto me puso a reflexionar al respecto, siempre tan afligido en esas situaciones nunca me había preguntado como o por que pasaba esto ¿Como era posible? No parecía haber una explicación razonable al respecto, y sin embargo sucedía. Estaba concentrado preguntandome como es que alguien podía influenciarte físicamente desde la distancia con la mirada. Entonces la maestro dijo: “Bueno, vamos a continuar” En ese momento la única explicación que llego a mi mente fue que tal vez había alguna especie de energía que yo no sabia explicar con mis conocimientos, quede satisfecho con la resolución del problema entonces. Pensé en reflexionarlo mas a fondo después, pero solo resolví que no sabia porque pasaba, solo sabia que pasaba. Después de eso ya no me volvió a suceder lo mismo y termine olvidandolo.

Otro de mis maestros que recuerdo es el de Matemáticas. Al conocerlo nunca imagine que esta persona seria tan trascendental en mi vida. El maestro [omitido por petición], mi nuevo maestro de Matemáticas, ademas coordinador de las licenciaturas en Administración y Economía en la [omitido]. A primera vista parecía una persona educada, amable, paciente, de trato pulcro y hasta complaciente académicamente. La vida me había enseñado que las personas no siempre son lo que parecen ser, así es que tampoco pensaba era la persona mas perfecta del mundo. Yo jamas imagine que esta persona representaría un inconveniente tan grande en mi vida.

Recuerdo como eran las clases del maestro [omitido], se explicaban las operaciones con claridad y calma. Se usaban muy a menudo las preguntas: ¿De acuerdo? ¿Seguro? ¿Esta claro? durante el desarrollo de las operaciones matemáticas de practica. Al principio del curso el maestro nos entrego un fajo de copias llenas de operaciones sin resolver, mismas que iríamos resolviendo en casa conforme el transcurso del curso. Estas suponían la oportunidad de mejorar nuestra calificación ya que podríamos hacerlas en casa y nos daría la oportunidad de comprobar resultados. Todo se vislumbraba sencillo.

Recuerdo que en la facultad de idiomas tuve algunos amigos que descubrí homosexuales. Desde ese día empece a darme cuenta que había muchas personas que tenían esas preferencias sexuales en secreto, era algo que siempre había pasado desapercibido a la que consideraba mi aguda vista. Desde que descubrí que mis amigos me habían enga ñado respecto a eso decidí contemplarlo como una posibilidad en otras personas.

Con mi nuevo conocimiento sobre la homosexualidad secreta en las personas, en una de las clases de matemáticas empece a sospechar que el maestro era homosexual. Decidí observarlo para saber si en efecto lo era o no, mi sospecha solo se hicieron mas fuertes y llegue a la conclusión que si lo era.

Entonces un día, tomando malos ejemplos de astucia y oportunismo de otras personas y en un arrebato de estupidez, me pareció una buena idea sacar provecho de la situación. Pensé en provocar una situación en la que el maestro pensará que si me trataba bien sería positivo. Pensaba que así no solo obtendría un buen trato, sino que ademas una calificación aprobatoria en la materia de matemáticas que se me hacia tan pesada. Pensaba que no era gran cosa y que no pasaría mayores, lo consideraba una pequeña puntada. Al principio durante los primeros meses pareció ser buena idea pues funciono. Mí desempeño en matemáticas desde el principio del curso siempre había sido… pobre. Por lo regular entendía prestando mucha atención e interés, pero a los pocos segundos dejaba de entender lo que había aprendido, se me olvidaba. Sin embargo a mi pobre desempeño, obtuve calificaciones aprobatorias de 8 al principio. El maestro me lo recordó al menos una vez, yo estaba convencido de la astucia de mi idea. Nunca imagine que esta puntada me causaría grandes problemas.

Mientras tanto, yo estaba en busca de pareja o compañía femenina. Al principio de mis acercamientos todo parecía funcionar, pero por alguna misteriosa razón nunca se concretaba nada, la casualidad siempre echaba a perderlo todo. Algunas veces gestos involuntarios que generaban malentendidos, ataques de nervios incontrolables, falta de autocontrol… Traía esta racha de mala suerte romántica desde el 2005, desde la facultad de Idiomas. Esa misteriosa racha de mala suerte me estaba alejando de todo contacto social. Me iba haciendo perder a todas mis amistades y poco a poco sin darme cuenta estaba perdiendo todo contacto con la sociedad.

Habíamos terminado la mitad del semestre y las cosas empezaron a tornarse estresantes. El maestro empezaba a exigir una retribución a su amabilidad. Empieza a convertirse en acoso, todos los días yo trataba de que el maestro olvidara todo. Trataba de darle la ligereza que yo pensaba merecia este asunto. Pero el maestro parecía empecinado, ese fue el inicio de mis problemas. A partir de ese momento empece a padecer otro trato en esa y todas las clases. Un trato hostil, al menos en la mayoría de clases. Nunca me pareció sospechoso, siempre recordaba la buena posición política del coordinador [omitido] en la [omitido]. Ese trato se debía directamente a el y no a otra cosa pensaba. Pero no solo recibí un trato hostil por parte de mis maestros, también por parte de mis compañeros. El maestro insinúo su adversión hacia mi y su posible gratitud e ingratitud hacia ellos. Así empece a sufrir de un aislamiento gradual, no solo en esa materia sino en todas. Los maestros empezaron a aplicar trabajos y evaluaciones en equipo. Ya nadie me quería en sus equipos, educadamente me rechazaban y uno que otro no fue tan diplomático. Una vez tuve que decirle a la maestra: “me quede sin equipo, no se si me puede meter a uno”. Me dijo que debería de mejorar mi capacidad de trabajar en equipo con una sonrisa sínica y burlona. Y siguió: “te vas a quedar sin equipo, vas a reprobar si sigues así”. Yo argumente que ella me podía integrar a cualquiera para trabajar o bien evaluarme individualmente, que no era culpa mía. Yo no creía tener problemas insolucionables con lo académico si me esforzaba, excepto en matemáticas. Casi obligada me integro a uno, me empece a quedar en los equipos a los que me asignaba el maestro. Donde recibía un trato hostil por la mayoría y un trato reservado por otros. Por mi parte yo respondía con desenfado y frialdad, con altanería y a veces provocación a los ataques de mis compañeros. Cosa que molestaba a muchos que esperaban otra actitud hacia la desgracia. Era el mes de marzo y hacia mucho calor, mucho mas de lo que había sido habitual años anteriores. Por esas fechas empece a notar los cambios climáticos. Yo ya no tenia descanso en la escuela, todo era hostilidad, de todos y en todas partes. Yo ya no sentía descanso en ninguna parte, el calor me sofocaba y sentía que no podía descansar en ningún lugar. Llegaba a tirarme con una cobija sobre el piso, pero aun así el calor me perseguía. Ahora justo cuando trataba de tomar una siesta en el día me asaltaba una molesta perdida de sueño repentino. El clima estaba cambiando por el calentamiento global, por esas fechas apenas se empezaban a ver inundaciones y catástrofes. A esta fecha eso es algo ya un poco normal. Recuerdo que uno de esos días calurosos en la escuela, uno de mis compañeros se paro frente a la clase y mientras los miraba grito: “Se va a acabar el mundo” un poco a modo de broma pero observando con sospecha.

EL DESTINO OBRA EN MI CONTRA.

Ahora la vida era adversa, en la escuela y fuera de ella. Empece a pensar que el maestro [omitido] era el responsable de mi aislamiento y de mis lastres académicos en otras materias. Mi vida dentro de la escuela empezó a girar en torno a el, y pronto, sin darme cuenta también lo seria fuera de la escuela. Tenia muchas cosas en la cabeza, como que tenia el tiempo encima por haber abandonado la facultad de idiomas, que no era bueno para las matemáticas y que mi maestro estaba en contra mía.

Durante un tiempo pensé que lo mejor que podía hacer era ganarme su perdón y olvido. Así espere con paciencia el día del examen. Cuando llego ese día mi desempeño fue pobre, como lo había sido siempre en los exámenes anteriores en los que había obtenido calificaciones aprobatorias. Esta vez la situación era diferente, no tenia puntos por trabajos ya que gracias a mi aislamiento nadie me había dado las respuestas de los ejercicios. Ademas ahora el maestro estaba en mi contra. Pensé que la calificación que obtuviera seria el perdón o la confirmación de su repudio.

Como lo temí, no hubo perdón ni olvido. Reprobé el examen, ahora me estaba empezando a preocupar. Es lo que había contemplado en el peor de los escenarios y eso es lo que había pasado. Si hubiera sido otra materia, una que yo dominara mas, cualquiera menos matemáticas, no me hubiera preocupado tanto. No podía ser, mi futuro es lo que estaba en riego.

Contemplaba la situación y pensaba: ¿Que es lo que puedo hacer? Y pensando llegue al siguiente parcial, la evaluación otra vez. Afligido, me aferraba a la posibilidad de que el maestro finalmente me perdonara. Yo había permanecido amable, sumiso y arrepentido. Pero una vez mas, no hubo ningún perdón. Veía acercarse el fracaso, inminente. Mientras las demás materias se habían convertido en un reto mayor y un peso mas grande. Las clases eran cada vez mas hostiles y con cada vez mas trabajos individuales o en equipo que entregar a mano. Cada vez requerían de mas tiempo para estudiar las matemáticas que con trabajo entendía por minutos y que después olvidaba con rapidez.

A pesar de las dificultades encontradas no reprobé ninguna otra materia aparte de Matemáticas y Derecho, aunque Derecho finalmente no me preocupaba tanto. Y en las demás solo vi disminuidas un poco mis calificaciones aunque no eran reprobatorias.

LA MENTIRA SE APODERA DE LA REALDAD.

Un día de adversidad en la escuela, me di cuenta de algo, fue en el salón de clases. Algunas personas, a pesar de no tener tos o gripa tosían con regularidad. Intrigado, decidí investigar y observar a que se debía esto, dentro y fuera de la escuela. Observe y observe, en ese momento me pareció descubrir que ese era un habito o costumbre homosexual, como secreta. En realidad pasaba otra cosa, una mentira se estaba apoderando de mi vida y de la realidad. Para mi parecía como si al toser trataran de comunicar algo. En mis observaciones “descubrí” que el acto de toser para algunas personas era un acto comunicativo. De hecho yo tosia con frecuencia con la intención de comprobar mis hipótesis. Por supuesto, observe que había una reacción en algunas personas. Lo veía, por lo tanto me dio una certeza al respecto. Cuando yo tosia o alguien tosia había algún tipo de reacción siempre: nervios, miradas de complicidad, molestias, etcétera. No me di cuenta en ese momento, pero cuando yo trataba de investigar por que pasaba esto, misteriosamente todos empezaban a toser. Era así, si yo iba viajando en el autobus y llevaba la mitad del recorrido de media hora sin que alguien tosiera, pero tras esa media hora yo recordaba eso, entonces la gente empezaba a toser, supongo que así era hasta que yo abandonaba el lugar. No me di cuenta de eso en ese momento, me he dado cuenta ahora. Pasaba otra cosa rara, yo empece a reaccionar cuando ellos tosían, antes incluso de que tosieran, yo ni siquiera estaba atento a eso y de repente me sobresaltaba como si fuera algo que tuviera que ocultar. Así también la gente me miraba con sospecha. Como si “mis sentidos” estuvieran atentos a lo que iban a hacer las personas, o es mas, que ellos provocaban lo que estas personas hacian. Recuerdo que una vez a 2 de mis compañeros se les hizo raro y me miraban con extrañes. Uno de ellos empezó a toser a proposito, y a veces yo reaccionaba involuntariamente a su tos. Era como si el tosiera por algo y yo supiera por que lo hacia. Yo tratando de averiguar algo seguía el juego. Yo estaba acostumbrado a ser una persona de saber o no saber, así que decidí investigar si esto era cierto. Y como dije “comprobé que si era cierto”. Así como descubrí esas cosas, con el tiempo también descubrí que todos los maestros o la mayoría eran homosexuales y bisexuales, y que había un especie de complot o control homosexual secreto. Por eso digo que como “descubrí” lo primero descubrí esto también. Poco a poco la mentira se iba apoderando sutilmente de mi vida. Poco a poco empece a pensar que todo el mundo era homosexual o bisexual y que había complicidad y complot entre ellos. Y donde quiera que iba la mentira me seguía. De repente estaba atrapado en una realidad sodomita, un mundo que era dominado por la sodomia. Todo esto se sumaba a la adversidad del mundo que vivía, esto lo hacia mas adverso para mí, después esto se convertiría en la adversidad en sí, mientras yo iba en contra de la adversidad. Ademas de la adversidad, gradualmente todo se me iba saliendo de control. Poco a poco todos mis planes fracasaban, era como si todos supieran en donde habia estado con quien y a que hora. Parecía que todos podían leer mis pensamientos o que me espiaban. El destino parecía estar en contra mía, no podía ser pero estaba pasando, todo me estaba saliendo mal, todo era adverso.

Recuerdo que uno de esos días a los alumnos de la [omitido] nos invitaron a una conferencia de la Camara Nacional de Comercio, conferencia a la que decidí asistir. El presidente de la CANACO por ese tiempo era un tipo de cabello y bigote cano. Cuando yo llegue, el estaba en el podio junto con otras 4 o 3 personas. De los que estaban ahí en ese podio solo conocía a uno de ellos. Era el rector de la UABJO, el contador público Francisco Martínez Nerí. Recuerdo que cuando llegue estaba hablando sino mal recuerdo el presidente de la CANACO Oaxaca. Tome asiento y escuche su discurso. Tras el, el siguiente en dirigirse a los presentes sería el presidente nacional de la CANACO. En ese momento el pensamiento que me angustiaba era: Ojala y no me empiece a mirar (como a veces sucedía). Así comenzó su discurso. El discurso había empezado y seguía en: “…porque hemos perdido nuestro interés en la política”. Sentí como si estuviera hablando de la situación por la que yo estaba pasando en ese momento y pensé: “Ojala que no me empiece a mirar a mí”. En ese preciso momento volteo directamente hacia donde yo estaba, entonces parecía como si se estuviera dirigiendo un poco a mí. Y yo lo sentí así, su discurso seguía: “…¿Por que hemos perdido los deseos de salir adelante?…”. Era como si estuviera hablando justamente de mi y de lo que estaba pasando. En ese momento algunas de las personas que estaban sentadas delante de mí empezaron a voltear hacia donde yo estaba, buscando a la persona a la que parecía dirigirse. Uno de mis compañeros de la UNIVAS estaba ahí, cuando vio lo que estaba pasando se puso muy serio y se quedo pensativo. Finalmente terminó su discurso y yo descanse de mi nerviosismo al sentirme expuesto y descubierto. Después toco el turno de una estudiante de otra escuela, creo que era estudiante de la ANAHUAC. Cuando terminó su discurso yo aproveche para ir al baño. Me acerque a donde estaba el podio para preguntarle a una de las edecanes por la ubicación el baño. Cuando pase junto al podio por algunas cosas que pensaba en ese momento y acostumbrado a que muchas veces las personas sintieran y notaran mi presencia. Volví a percibir, como era costumbre, que ellos podían sentir mi presencia, en esos tiempos empezaba a pensar que posiblemente se tratará de algún tipo de aura que podía existir o algo así. Cuando pase junto al podio sentí como si mi presencia impactara en esas personas. El rector de la UABJO en ese entonces, Francisco Martínez Nerí dijo en ese preciso momento: “Se siente ¿no? mientras miraba a los otros que estaban junto a el en ese podio. Y continuo: “Se siente la presencia ¿No?” A lo que el otro individuo respondió en un tono que aseguraba con seguridad y tranquilidad: “Si, si, si, se siente”, al tiempo que agitaba su traje como abochornado. Los otros dos en el podio los miraban con sospecha y reserva. Esa escena me recuerda una similar en la primera conferencia a la que asistí en la [omitido]. En ella el rector de la UNIVAS empezó su discurso y al tiempo que comenzó a hablar me miraba fijamente. Yo trate de resistir en la conferencia pero el no dejaba de mirarme y me sentía cada vez mas incomodo, al grado de ponerme rojo y de ser incontrolable. Disimulando, al menos tratando, abandone la conferencia. Durante esos últimos meses del semestre pasaron otras cosas raras similares pero para ser breve no las anotare aquí.

Al fin había entendido que no encontraría el perdón de mi maestro de Matematicas y que debía de hacer algo a la brevedad. La única solución que creí podría funcionar fue recurrir a un amigo que estaba involucrado supuestamente en la política. Un tipo llamado Alfredo, estaba afiliado a el Partido Revolucionario Institucional. La fuerza política mas importante en el estado de Oaxaca entonces. El, en alguna ocasión me había comentado que tenia planeado estudiar en Europa gracias a una beca de la UNIVAS, la cual había conseguido gracias a relaciones e influencias políticas aseguraba. Decidí enfocar mis fuerzas a tratar de solucionar mi problema a través de las supuestas influencias de Fredy. Entonces empece a acompañarlo a mítines, pega de propagandas, visitas a personas, salidas a antros, etcétera… Deposite todas mis esperanzas en la única oportunidad que vi de resolver este problema.

Mientras trabajaba en esta nueva empresa, llego otra evaluación parcial. Esta vez ya no la recibí con la misma actitud, la recibí resignado al repudio del maestro y al inminente fracaso académico. Ya no apelaba mas al perdón, aunque me encontraba arrepentido y angustiado todavía. Y así, una vez mas, recibí otra calificación reprobatoria. Ya solo me quedaba esperar al examen final que era ahora mi última esperanza, el cual sin duda no pasaría gracias a mis conocimientos matemáticos. Conciente de lo inaplazable, decidí utilizar mi último recurso. Le comente a Fredy la situación en la que me encontraba.

Tras todo el esfuerzo empleado finalmente Fredy me dijo que no podría ayudarme, llego el examen final y aunque estudie, reprobé. Yo me encontrataba resignado y trizte en esos momentos. Ese sería el mayor fracaso de mi vida y ya lo sabia. En esa situación pase las vacaciones, pues el semestre había terminado y solo me quedaba esperar el examen extraordinario. Estaba solo y a punto de fracasar totalmente en la universidad, en un mundo sodomita y adverso. Empece a reflexionar sobre mi situación, pensaba: Como una persona puede tener tan mala suerte. No podía ser posible, todo parecía sospechosamente raro y poco probable, y sin embargo, estaba pasando. No podía escapar “a la realidad”. Sin darme cuenta ya estaba listo para lo que venia. Ahora estaba aislado e inmerso en una sutil mentira.

SEGUNDO SEMESTRE EN LA UNIVAS.

Las vacaciones ya habían terminado, finalmente aprobé la materia de Derecho en examen extraordinario pero la de Matemáticas no. Cuando reingrese a la escuela, en segundo semestre ahora y con una materia pendiente, el mundo no era el mismo. El clima, la realidad, los que me rodeaban… La realidad toda era mentira. Estaba solo en un mundo sodomita y adverso a mí. Algunos de mis compañeros habían abandonado la escuela a causa de este mundo adverso, yo ya estaba muy cansado de ir contra la corriente. En la escuela y fuera de ella las personas con preferencias heterosexuales eran discriminadas y hasta perseguidas, no era posible ser alguien en este mundo capitalista sin ser un sodomita. Poco a poco comencé a ver en las noticias el mundo que yo vivía, ya no podía escapar a la realidad. Descubrí que no podía hacer mucho pues ya todos mis esfuerzos habían fracasado, nada me había podido sacar de mis problemas. Sin darme cuenta había perdido un poco el control sobre mi mismo, sobre mi pensar y mi forma de ser. Todo había cambiado, todo el mundo, toda la gente y hasta yo. Todo había pasado desapercibido a mi vista y yo no tenia ni la mas mínima sospecha de lo que pasaba, así era el mundo.

Inicie el segundo semestre con una materia pendiente, Matemáticas, la cual algún día tendría que presentar en examen extraordinario. Ahora en este segundo semestre, los dos grupos de primer semestre de mi generación fueron mezclados. Los maestros, como era costumbre en esa universidad fueron cambiados, todos excepto los coordinadores de las licenciaturas. Durante las primeras clases nuestros maestros fueron presentados por los coordinadores y algunos se presentaron a si mismos. Una de las presentaciones que mas recuerdo es la del maestro de Derecho. El maestro de Derecho era un hombre joven, delgado y de tes morena, acostumbraba vestir camisas de manga larga. Ademas de ser maestro ejercía la profesión de abogado. El día de su presentación llego acompañado por el maestro y coordinador [omitido], fue el único maestro al que presentó. En ese momento pensaba que al ser presentado por el, el también sería homosexual como el maestro [omitido].  Pero entonces pareció como si el maestro [omitido] lo hubiera presentado al propósito para hacer pensar eso a todos precisamente. Yo terminé pensando que nuestro nuevo maestro de la materia de Derecho en realidad era como yo o como nosotros, un perseguido por ese mundo sodomita. Ese primer día entró al salón y tomo asiento, quedo por un momento en silencio contemplando al grupo. Mientras miraba a todos en el grupo comenzó a centrar su vista en mí, como si escuchara lo que yo estaba pensando. Lo sospeche, se me hizo raro, a pesar de que siempre estuve acostumbrado a la atención. Llegue a contemplar remotamente la posibilidad de que pudiera leer mis pensamientos, pues eso parecía, hasta cierto punto era notorio. Mientras yo pesaba eso y otras cosas dijo en voz alta: “Fuerte ¿no?…” mientras miraba con sospecha a todos. Para mi la palabra “Fuerte” significaba en ese momento permanecer fiel a mis principios ante el mundo adverso de entonces y algo relacionado estaba pensando en ese momento. Mientras me miraba, note algo raro, parecía como si algo le hubiera hecho mirar de reojo a una compañera llamada Yesica, se le veía un expresión de entender y cuando miraba a ambos dijo: “Que interesante ¿no?… Bueno” Y comenzó a hablarnos de muchas cosas.

Después, otra de las primeras clases que recuerdo es la de Economía. No recuerdo el nombre del maestro pero si recuerdo como era, era un hombre de complexión robusta, no se podría decir que era gordo pero si un hombre lleno. Tenia barba negra como su cabello que era corto, no se le veía un casquete sino solo corto. Esa primera clase traía en la boca una paleta en forma de bola color rojo, creo que era una tutsi pop. Cuando entro no se presento, entro al salón y se dirigio directo a el pizarrón y comenzó a escribir. Mientras yo estaba estudiandolo y tratando de conocerlo pensaba sobre lo que el escribía. No recuerdo exactamente cual fue mi pensamiento en ese momento pero era algo que exponía al maestro. En el momento en que yo pensaba eso algo detuvo su movimiento cuando estaba escribiendo en el pizarrón. El se congelo y quedo pensando, yo estaba percibiendo lo que el pensaba y podía interpretar lo que el pensaba. Es así mismo como las personas podían percibir lo que yo pensaba y surgía una conexión. Muchos notaron lo que paso, no se veían seguros de que pensar aunque lo tomaron con ligeresa. Yo no lo había notado pero a partir de esas fechas todos mis pensamientos empezaron a ser en forma de mi propia voz, yo no lo note entonces, paso desapercibido. En algunas ocasiones en mi vida habría sucedido esto pero solo alguna vez me pregunte por que pasaba. Eso solo paso en contadas ocasiones, pero ahora empezó a ser todo el tiempo, como si algo repitiera y articulara mis pensamientos en palabras. Eso empezó a suceder desde esos días, ahora todo lo que pensaba era en palabras y la gente parecía empezar a oír lo que yo pensaba. No me di cuenta pero era como si todos escucharan todo lo que yo estaba pensando en forma de palabras. Era como si esos pensamientos fueran escuchados por todos. A mi mismo me sorprende que no me haya dado cuenta, ya estaba muy sumergido en esta nueva realidad. En ese momento, extrañamente, a donde quiera que yo fuera, parecía que todo mundo sabia lo que había hecho, en donde había estado y lo que yo pensaba. En ese momento mi explicación para mi mismo era que esas personas conocían a otras personas y así la información pasaba de boca en boca.

EL TIEMPO.

Tras el inicio del segundo semestre habían pasado ya una o tal vez un par de semanas, semanas llenas de contrariedad e infortunio. Recuerdo que a esas fechas yo ya estaba muy cansado de ir en contra del mundo como siempre. Ese día era un viernes 1 de septiembre, la primera clase que tenia era estadística. Ese día debería de ser otro de esos días de adversidad de los que yo en estos últimos días extrañamente me encontraba muy cansado ya, empece a pensar que ya no podía ir mas contra el mundo. Durante la clase me encontré meditando ese día sobre mi situación. Llego un momento en el que se presento una situación, parecía que extrañamente ese día me había levantado mas cansado de todo esto que de costumbre. Como si mi cansancio hubiera ido en subida hasta ese día que parecía ser el pico. Ese día mi maestro insinuaba muchas cosas, entre esas cosas el hostigamiento o algo relacionado. En ese momento pensé:  Me rindo, ya estoy muy cansado, me rindo. Esta bien, iré con el mundo y ya no en contra de el, me rindo, ya estoy muy cansado” En ese momento el maestro y mis compañeros voltearon a mirarme, era como si hubieran esuchado o percibido lo que pense. Lo que dije, pues ahora mis pensamientos se articulaban en palabras automáticamente. Mientras eso sucedía, repentinamente, una visión de el, mi maestro de estadistica, asalto mi mente. Era algo que nunca había sucedido, no era simplemente inusual. Fue una verdadera sorpresa para mí, era como si la información hubiera llegado a mi mente desde otro lado, podía sentir como provenía de otro lado. Esa visión venia de la mente de mi maestro de Estadística, era como si yo hubiera podido desarrollar una habilidad para leer su mente. Esa visión provenía de uno de sus recuerdos. En esa visión pude ver a mi maestro de Estadisticas en una noche obscura con una vara, una especie de baston, estaba frente a una fogata en una especie de ritual satánico. Todos los que habían volteado a verme se congelaron, incluyendo al maestro que parecía no saber que hacer, se veía sorprendido. Y entonces entendí que todas estas personas que hacían el mundo adverso y acosaban a las otras personas no eran en realidad homosexuales sino satánicos, eso solo era una pantalla. Ellos me lo habían ocultado a mí decía mi pensamiento. Ellos habían desarrollado habilidades psíquicas desde antes que yo por que ellos habían descubierto gracias a sus creencias que todo esto era la realidad. Entonces descubrí que el mundo era un engaño para personas como yo, todos estaban de acuerdo en ocultarnos lo que estaba pasando en el mundo. El mundo había dejado de ser lo que era hace algún tiempo y todos lo habían ocultado a nuestros ojos. Por que algo habia cambiado en el mundo, algo estaba pasando pero no había sido el tiempo para que nosotros nos enteraramos todavía. Yo al ser una persona escéptica nunca lo había descubierto durante todo este tiempo, ni debería se suponia. De repente esas cosas raras que había notado anteriormente empezaron a tener sentido y explicación. Todos los cabos sueltos parecían haber encontrado su lugar, ahora todo tenia sentido. Los recuerdos empezaron a asaltar mi mente, uno tras otro, todo empezaba a tener sentido pero no podía ser. Entonces pensé: Todo esto estaba planeado y todos ustedes ya lo sabían, todo este tiempo escuchaban lo que yo pensaba y estaban de acuerdo para ocultarme la verdad. Y entonces todos lo que se habían volteado a verme empezaron a mirarse unos a otros. En ese momento mi maestro los miro y dijo: “bueno” y volteo su vista a el pizarrón mientras escribía en el. A partir de ese momento había perdido totalmente el control sobre mí, ahora era el anfitrión de un huésped que ni sospechaba estaba ahí. Desde ese momento todo el mundo podía leer mis pensamientos y yo algunas veces podía leer los de ellos. Ese día habia perdido mi libertad mental, ahora estaba cautivo en la actividad mental de la que sería victima desde ese momento hasta el presente. Lo peor de todo es que yo no tenia una sospecha de lo que sucedía. Toda mi vida había sido apático a las religiones, a todas, incluyendo el culto satánico. En ese momento yo no sabia casi nada del tema, excepto que Satanás era el Diablo y viceversa. A partir de entonces cuando yo pensaba algo durante las clases era como si todos estuvieran escuchando mis pensamientos, así era ahora. Estaba tan sorprendido que consideré abandonar la clase antes que terminará, lo medite mas y decidí esperar. Al terminar la clase salí de la escuela y no regrese durante todo el día. Durante ese día estuve impactado con mi nuevo descubrimiento y estaba lleno de preguntas. Ahora sabia que Dios existía y el Diablo también, que existían fenómenos en la realidad como la posibilidad de leer el pensamiento. Entonces empece a replantearme la realidad, y la posibilidad de que otras cosas existían. Desde ese momento a donde quiera que iba era como si yo pudiera leer algunas veces la mente de las personas y las personas la mía. Decidí averiguar y asegurarme de que es lo que pasaba y si era realidad lo que estaba viendo. Que yo era de alguna forma especial o que tenia alguna capacidad inusual. A pesar de todo lo que vi yo seguía siendo una persona de saber o no saber, decidí entonces comprobarlo. Entonces para probar que yo era quien era decidí hacer que las personas que pasaran frente a mí me mostraran reverencia. Y así paso, decidí utilizar el poder que tenia y hacer que agacharan la cabeza. Entonces así fue, esas personas que pasaron frente a mí agacharon su cabezas. No voluntariamente claro, parecían mas sometidas pues algunas que parecían no querer se pusieron rojas de rostro pero finalmente lo hicierón. Otros lo hicieron sin complicaciones pues esas personas suponían ser la gente mala. Y así lo comprobé, en efecto había descubierto que tenia cierto poder. Entonces yo no sabia realmente quien era yo, si en realidad yo era una especie de líder de los buenos o de los malos. Camine y camine sin darme cuenta mientras pensaba, necesitaba un lugar en donde estar solo para pensar pues no quería que leyeran mis pensamientos. Se suponía que toda la gente sabia quien era y que pasaba menos yo. Necesitaba información. Para esos días descubrí que la información era transmitida por medio de un lenguaje corporal que yo no conocía todavía. Esto era para que la gente pudiera comunicarse y ocultarnos la información pues todos estaban se suponía.

ESPERAR LA VENIDA DEL SEÑOR.

Estaba lleno de preguntas y necesitaba información. Descubrí desde ese día que todas las instrucciones eran transmitidas a través de la televisión usando el lenguaje corporal y las palabras a fin de que “nosotros” no nos enteraramos del proceso que estaba sucediendo. Ese día algo me motivo a comprar la seríe los 4,400. La vi y entendí algunas cosas. Cuando llegue a mi casa me puse a leer la biblia con la intención de aprender y encontrar alguna información, tratando de averiguar quien era yo y que estaba pasando. Pues se suponía que nadie permitido decirme, lo único que yo podía hacer era tratar de conseguir información a través de sus descuidos. Desde entonces empezaría ese especie de juego que me mantendría tan activo. Ignorante de los temas religiosos decidí leer la biblia, la cual solo alguna vez en mi ni ez mal lei. Leí primero el libro del apocalipsis, llegue a la conclusión de que yo era uno de los 144,000 rescatados de todas las tribus del mundo, se suponía que yo no era el único. Ese día después de haber descubierto el proceso que estaba sucediendo y que me había sido ocultado durante todo este tiempo; descubrí también que en la televisión había información y que desde ahí las personas recibían instrucciones implícitamente de lo que debían de hacer. Ese día comprendí que debía esperar a que otros al final fueran escogidos como yo lo había sido. Mientras yo tenia libertad absoluta y los otros no, nadie podía hacerme ningún da o pues yo estaba protegido por Dios al ser de uno de los 144,000 se suponia. Ademas de eso yo sabia que mis poderes telepáticos eran mayores que los de las personas promedio pues siempre podía someter a la gente con ellos. A donde fuera yo podía someterlos a todos con mis poderes, ellos se ponían rojos como si algo les hubiera hecho subir la temperatura y la presión, también podía detener su movimiento. Yo podía hacer eso a uno o varias personas juntas pues muy pocos tenían el poder que yo tenia, solo los maestros brujos podían igualarme. A esas alturas yo estaba seguro que esto era causado por mi poder telepático. Donde yo fuera no había platicas entre la gente, nadie conversaba. Después, habido de preguntas, me puse a investigar sobre los temas. Lei la biblia, los evangelios de Pedro, Marcos, Mateo y Juan; también lei el génesis y otros que no recuerdo en este momento. También buscando por ahí di con la biblia satánica de Anton Szandor Lavey. Ignorante, también me documente como pude con temas de brujería y cosas relacionadas como el culto de la familia Mansón. Yo no sabia nada al respecto así que solo pude asimilar lo poco que encontré. Recuerdo que todos los días después de la escuela trataba de investigar un poco mas afondo sobre estos temas. Durante esos días en la clase se hablaba de esos temas que yo tenia en la mente y que conocia muy poco. Así fue que con esas platicas en clase que eran sobre esos temas empece a conocer mas a profundidad los temas; sobre los templarios, los cataros, Aliester Crowley, los rosa cruces, demonología, etcétera. Así fui poco conociendo mas sobre estos temas que eran totalmente nuevos para mí.

TE ESTÁBAMOS ESPERANDO.

Así transcurrieron unos días desde mi descubrimiento de la nueva realidad, habían sido unos pocos días, no mas de una semana. En esos días descubrí gracias a mi maestra de comunicación que mi misión era encontrar un lugar en donde fuera productivo, pues se suponía mi misión era otra. En esos días en la ciudad de Oaxaca había una movilización popular causada por el grupo denominado APPO y el magisterio de Oaxaca. Esa movilización era para luchar contra el yugo de los satánicos. En ese momento por los medios y por mi maestra acabe entendiendo que mi misión era guiar a esas personas pues a mi no me podían hacer nada. Entendí que “me estaban esperando”. Así es como decidí acercarme a las movilizaciones. Recuerdo que uno de esos días llegue en la tarde después de la escuela al zócalo de la ciudad que estaba tomado por la APPO. Recuerdo que cuando llegue al kiosko había ahí unas personas dirigiendose a la gente que llego. Arriba en el kiosko, en una de las bancas estaba Flavio Sosa Villavicencio. Yo me sente junto a el en aquella banca. Yo ya lo había visto anteriormente antes de los movimientos; así que su rostro no era desconocido para mí. En esos días estaba gordo y tenia una barba negra muy larga. Cuando llegue había unas personas esperando su turno para dirigirse a la gente mientras un maestro hablaba en el micrófono. Entonces las personas que estaban abajo empezaron a agredirlo(telepaticamente) entre todos al mismo tiempo, impidiendo que hablara. Ellos eran satánicos pero el no, así que por eso querían impedir que ellos hablaran y se organizaran. Entonces el se empezó a poner rojo y le empezó a temblar la voz, llegaron momentos en los que no pudo hablar. Entonces yo trate de ayudar y como se suponía que mi poder era mayor sometí a todos. Todos que estaban ahí abajo tuvieron que agachar sus cabezas al mismo tiempo sometidos por mi poder. Entonces el maestro recupero su capacidad de hablar y terminó su discurso. Ahora tocaba el turno de otra de las personas que estaban esperando ahí arriba para tomar el micrófono. Esta vez era una mujer, una maestra. Igualmente ella paso a dar su discurso e igualmente fue agredida de la misma forma por las personas que se encontraban ahí abajo. Entonces ella le paso lo mismo y le empezo a temblar la voz y a tartamudear. En un momento intento de recuperar control sobre ella misma pero no le sirvió de nada, hablaba con dificultad. Las personas que estaban también esperando su turno para hablar se extra aron mucho y miraban a la maestra que estaba frente extra ados por lo que le estaba pasando. Mientras la maestra sufría de estos episodios en lapsos; estos lapsos eran momentos en los que yo la ayudaba y ella podía hablar y momentos en los que yo no resistía tanto y no podía ayudarla. Eso pasaba todo el tiempo donde quiera que yo fuera pues así era el mundo. Ella fue la última en hablar en el micrófono. Después llego una persona con una pistola, pensé que podía dispararme a mí pero no era posible pues a mi no me podían hacer nada. Flavio Sosa les dijo a los que venían con el que se lo llevaran ya que andaba mostrando el arma. Tras ese suceso me levante un momento pues nadie estaba hablando ya, no me aleje mucho del kiosko solo di unas cuantas vueltas alrededor. Después regrese, cuando estaba subiendo me encontré con una ancana que me llamo, la anciana sostenía un bastón que en realidad era la rama de un arbol. Me acerque pues la se ora me había llamado, me decia: “venga, venga”. Y aunque dude finalmente me acerque. Cuando llegue ahí levanto el bastón y me dijo: “tenga, tomela, es para usted. Me dijeron que se la diera a usted” Entonces la tome, el bastón era como el que vi en la visión de la mente de mi maestro de Estadística. La vara era como la rama de un árbol pero parecía ser muy especial; no solo en apariencia sino también en esencia. Al tocarla sentí una energía muy muy fría, muy negativa, muy vacía, eso fue lo que sentí. Desconfíe y me negué a tomarla, le dije: “no no, mejor no” y ella replico con un rostro entre malicioso y misterioso: “Tomela, es para usted”. Entonces finalmente la tome, note que la maestra que acababa de dirigirse a la gente en el micrófono miraba la escena como no sabiendo que pasaba pero ocultando su ignorancia y curiosidad. Entonces me sente en una de las bancas mientras observaba la vara. Entonces empezaron a tocar una campana en el kiosko. Mientras había otra ronda de discursos yo esperaba en aquella banca. Dude otra vez en conservar la vara, ignorante pensaba que esa vara podría absolver de alguna manera mis poderes o hacerme da o en algún descuido. Sentía algo raro al tenerla en la mano, entonces decidí dejarla a un lado en el kiosko. Pero parecía ser una vara valiosa, pues cuando la gente iba pasando por el kiosko volteaban a ver directamente la vara como si fuera un hallazgo valioso. Ellos trataban de acercarse pero entonces yo los detenía. Algunos iban totalmente distraídos y volteaban a ver la vara y su rostro cambiaba a un rostro de ambición. Fue cuando decidí arriesgarme y conservar el bastón. Después de eso me acerque a donde estaba Flavio Sosa y la maestra del discurso. En ese momento salimos en una carabana del zócalo con Flavio Sosa y la maestra, iba con ellos al frente y llevaba el bastón conmigo. Todo el mundo volteaba a ver el bastón como si fuera algo valioso. Finalmente abandone el recorrido en una de las calles principales del centro cuando nuestra carabana se fusiono con otra que venia de otro lado y yo seguí mi camino, todo el mundo volteaba a ver mi bastón y al final decidí tirarlo en una casa abandonada.

ESA VOZ… ESA VOZ…

Un día de creo a mediados de septiembre, no recuerdo la fecha exacta, me encontraba durmiendo en mi cama. Era un noche como cualquiera otra, me había acostado después de ver la televisión como de costumbre. Esa noche estaba profundamente durmiendo cuando algo me hizo despertar sorpresiva e inesperadamente. Al momento que despertaba me asalto una sensación de que todo estaba temblando, es difícil de describir, no era que estuviera temblado la tierra por un temblor. Era que yo percibía, veia que todo empezó a temblar. Fue una sensación indescriptible, todo lo que podía ver temblaba y yo sentía como temblaba. Es algo muy difícil de describir en verdad. Entonces durante el breve temblor alcance a ver algo, era una especie de busto de toro como negro, solo pude verlo y percibirlo por unas milésimas de segundos. Era como de una consistencia eterea pero solida, todo fue muy rápido. Se suponía que mis poderes podían protegerme de cualquier cosa y hacer sucumbir a todos. En ese momento eso no pareció importante y fue como si no fuera verdad, pues no sirvió de nada. Entonces ese temblor me sumergió en una visión, podía ver algo. Estaba viendo lo que estaba pasando en otro lugar en ese preciso momento. Era un lugar cerrado, obscuro e iluminado por algunas velas. No recuerdo bien todo lo que vi, solo recuerdo algunas partes. Vi a unos hombres incados vistiendo hábitos de color café obscuro, mas bien marrón. Los hábitos tenían capuchas y estas les cubrían el rostro a todos. A todos excepto a dos que las traían levantadas. Uno de ellos era mi maestro de Derecho, el estaba de pie dirigiendose a los presentes. Después vi como el sostenía un espada en su mano. El otro que estaba descubierto era mi maestro de Economía, el se encontraba arrodillado frente al maestro de Derecho. Mientras el se encontraba arrodillado mi maestro de Derecho ponía una espada sobre uno de sus hombros, no recuerdo las palabras que pronuncio. Después recuerdo hasta una parte en la que mi maestro de Derecho estaba dirigiendose a las otras personas, solo que no recuerdo que fue lo que estaba diciendo. Creo haberlo oído pero lo olvide. Pero en eso recordé que se suponía que el no era homosexual, el fue el mismo que dijo: “¿fuerte no?” A modo de llamando a la fortaleza en su primera clase; ahora parecía no ser lo que era. Inmediatamente que pensé eso “algo” lo hizo moverse y hablar repentinamente de un modo afeminado, como si algo lo moviera forzadamente. A el pareció molestarle esto, se detuvo a pensar y se dirigió a los presentes: “Bueno…todos sabesmos que…” En ese momento deje de oír lo que decía y solo podía ver como hablaba. Solo fueron unos pocos segundos hasta que desapareció mi visión. Parecía ser que lo que dijo era algo que no debía de oír yo, que no debía enterarme de esto. La visión termino desapareciendo, ahora me encontraba nuevamente acostado sobre mi cama pero despierto. Me quede un rato pensando mientras oía el ladrar de los perros y contemplaba la obscuridad de mi cuarto. Decidí regresar a dormir. Al otro día había olvidado completamente ese suceso, no lo recordaba en absoluto. Pero lo recordé durante la clase de Derecho, cuando el maestro entro al aula no recordaba absolutamente nada respecto a eso. Hasta que empezó a la clase, su voz se me hizo familiar. Yo recordaba haber oído su voz en otro lugar anteriormente, pero no recordaba en donde ni cuando. Pensaba en mis adentros: esa voz.. esa voz… Y tratando de recordarlo lo dije en voz alta: “esa voz, esa voz” Entonces vi el rostro de mi maestro, se veía muy preocupado. Dijo: Bueno. Y empezó a dar su clase. Un remordimiento asaltaba mi mente, algo que me decía que era mejor dejarlo así y no recordarlo en ese momento pues tal vez era algo que incomodaba al maestro. Pero decidí seguir tratando de recordar donde había oído esa voz. De repente recordé su voz, la había oído cuando el hablaba hacia esas personas con hábitos en aquel lugar obscuro. No recuerdo todo, no recuerdo lo que dijo ese día pero si recuerdo algunas partes. Recordé cuando el hablaba, aunque no recordé que decía; recordé cuando sostenía la espada sobre el hombro de mi maestro de Economía. Entonces cuando lo recordé mi maestro pareció un poco sorprendido. Algunos de mis compa eros se mostraron curiosos y sorprendidos. Decidí que era mejor seguir adelante y olvidarlo por ahora, así seguimos con la clase.

Dos clases después de la de Derecho, me tocaba la materia de economía. Ahora recordaba que mi otro maestro también había estado ese día en ese lugar. Cuando mi maestro entro en la clase entro con paso rápido, moderadamente preocupado y serio. Mientras entraba al salón de clases dijo: ¿El que se inco no? al tiempo que miraba la reacción de todos. Yo decidí no seguir mas con el asunto, entonces el continuo con su clase. Después de ese evento paso un poco de tiempo, por haber faltado unos días a la escuela tenia mas faltas de las que se podían permitir. Finalmente después de haber regresado decidí abandonarla, acabe entendiendo que debía de prepararme para las cosas que venderían y que mi lugar ya no era ahí. Ademas, había reunido otras faltas mas pues en esos días, una fuerza limito mi voluntad de levantarme a la hora debida. Es decir, no pude levantarme por que algo me lo impidió, influencia en mi voluntad. A pesar de que me esforze mucho no pude levantarme y seguí durmiendo. Eran las mismas fuerzas que dominaban mi voluntad en esos días las que me impidieron levantarme, yo pensaba que eran las circunstancias.

EL ARCANO INVERTIDO.

Tras haber abandonado la escuela decidí seguir investigando y estudiando sobre los temas religiosos para conocer mi porvenir y la verdad. A ese tiempo del proceso nadie podía ni debería revelarme mi destino. Mientras tanto trataba de conseguir tanta información como podía de descuidos y de la televisión. Ahora los medios de comunicación servían para que las personas recibieran información e instrucciones, lo que debían de hacer cada una de las partes. Esto sin que nosotros nos acercáramos o descubriéramos la verdad. Así era todo, mientras eso yo dedicaría mis esfuerzos mentales a encontrar la verdad y mi destino; y a esperar también.

En uno de esos días, no lo recuerdo exactamente pero tal vez fue todavía en Septiembre u tal vez a principios de Octubre. Había sido un día común y corriente de esos días en que el mundo era tan extra o. Me había acostado como cualquier otro día sin ninguna novedad, había sido un día cotidiano y me había acostado a la hora de costumbre. Esa noche desde el principio tuve una serie de sue os muy extra os y difíciles de describir; esto ocurrió durante toda la noche que recuerdo. En el primer sue o de esa noche que recuerdo, so é que estaba acostado en una de las dos camas individuales que había en la sala de mi casa. Había 2 camas en la sala de mi casa en ese sue o, pues se suponía habían llegado visitas y por esos habíamos puesto las dos camas en la sala. En una de ellas estaba la que se suponía era prima mía, en el sue o se suponía era mi prima y yo lo sentía así. Era una prima que venia de lejos según entendía. En realidad se parecía una prima muy lejana pero solo se parecía. Todo estaba indescriptiblemente obscuro, no era una obscuridad como cuando la luz esta apagada. Era una atmósfera obscura, se podía percibir la obscuridad aunque había luz. Las luces alumbraban un peque o sector alrededor de ellas tal como hacen las velas; sin embargo se podía ver. En la cama que estaba junto a la mía estaba mi prima, ella estaba tapada de pies a cabeza y aunque había luz solo podía ver su rostro entre la obscuridad. Ella vestía toda de negro, con un pantalón de mezclilla negro y una playera negra de mujer al ajuste. En ese sue o yo quería acercarme donde estaba mi prima pero mi mama me dijo que no lo hiciera y no lo hice. Su rostro parecía al de una prima lejana que si era mi prima y que vendría a quedarse en la casa unos días después aunque yo no estaba enterado todavía. Después el sue o se desvaneció o cambio a otro. Durante toda la noche tuve una pesadilla recurrente, tuve esa pesadilla varias veces durante toda la noche. En esa pesadilla yo so aba que algo me perseguía, me perseguia y me perseguía; no cesaba. No podía verlo pero podía sentirlo. Yo caminaba, corría buscaba esconderme para descansar. Solo podía sentirlo, era una energía muy obscura. Venia detrás de mí todo el tiempo y no paraba. So é eso una y otra vez, el sue o terminaba pero regresaba; continuaba, yo seguía escapando. Eso fue durante toda la noche, una y otra vez. Creo que ya debían de ser horas de madrugada cuando yo me encontraba muy cansado. Me sentía muy muy cansado, era como si de verdad hubiera estado huyendo toda la noche. Y nunca se detenía, se acercaba y era implacable. Pero no era un sue o como los que siempre había tenido, este era diferente. En algunos de esos sue os, en los que me encontraba ya muy cansado me encontré con gente y conocidos a los que les pedí que me ayudaran a ocultarme; o que me aconsejaran que hacer pues ya estaba muy cansado de escapar. Algunos amigos solo me aconsejaron que siguiera escapando y que ya no perdiera tiempo hablando o descansando. Sentía como si hubiera estado huyendo y ocultandome toda la noche pero eso era implacable. No podía escapar, aquello me seguía sin descanso. Después, antes de despertar tuve un último sue o, veía un río con corriente fuerte. En ese río vi a Hitler vistiendo pantalón y sin camisa. El agua del río le llegaba casi al pecho, en ese río se podía caminar pero también nadar. L corriente era fuerte pero el nadaba con fuerza contra la corriente, se le veía molesto y decia unas palabras en Alemán. Sorpresivamente algo me desperto, era temprano pues podía escuchar ya el trinar de las aves y los graznidos de los cuervos. Entonces pude ver que era, una fuerza invisible pero que podía percibir; era como fuego transparente, como el calor que sale del fuego. Esta fuerza impacto dentro todo mi cuerpo empezando por mis pies que estaban descubiertos. Impacto con fuerza dentro de mi cuerpo y de mi alma, yo pude sentirlo dentro de todo lo que soy muy profundamente. Entonces vi que estaba despierto sobre mi cama, la ventana de mi cuarto estaba abierta como acostumbro dejarla. A través de la ventana pude ver como un cuervo enorme se posaba en el piso de mi patio. Era muy grande, tal vez del tama o de 5 cuervo normales. Ese cuervo estaba rodeado de una parbada de cuervos de tama o normal. Parecía ser que ese cuervo venia de muy lejos con los otros cuervos. Estando posado ahí sobre el suelo el cuervo me observaba girando la cabeza, me observaba con detenimiento como estudiandome. Después todavía acostado en mi cama vi a mi papa que había entrado en mi cuarto, pero no actuaba como el. Se veía como mi papa pero actuaba de forma diferente; su mirada era otra, hablaba en tono y forma diferente. Era como si fuera otra persona que se veía como mi papa. El estaba frente a un mueble donde guardo mi ropa y en donde acostumbro dejar en la parte superior las cosas que uso diariamente; así como las cosas mis papeles y notas. Revisaba mis cosas con una sutil sonrisa maliciosa en el rostro, era como si hubiera entrado antes de que yo despertara y hubiera revisado mis cosas mientras yo dormía. Como si supiera todo lo que había estado haciendo, como si estuviera escudri ando. De repente, estando todavía acostado voltie la vista sobre mi hombro izquierdo; sobre mi cama del lado izquierdo alguien había dejado una carta de tarot. La carta era el arcano IV, pero la carta estaba invertida, estaba de cabeza. Entendí que el la había dejado ahí. Entonces el me dijo algo, era una pregunta en tono insinuante pero ya no recuerdo que fue lo que dijo; solo recuerdo que la frase terminaba en: “¿no hijo?” Entonces paso algo que no puedo describir, era como si esa misma fuerza hubiera penetrado mas profundamente dentro de mi mente. No lo puedo describir pues fue algo así como una experiencia en un plano o lugar que no puedo entender. Recuerdo que vi algo ahí que me sorprendió mucho, pero cuando empece a regresar lo fui olvidando y lo olvide. Era como si volviera de otro lugar a este, a lo que estaba viviendo. Después, otra vez en mi cama, vi como el cuervo mas grande giro la cabeza dando una ultima breve mirada y emprendió el vuelo; los otros cuervos lo seguían. Después solo vi de reojo una masa de fuego transparente en el cielo que se desvaneció, cuando se desvaneció mi visión desapareció. Ahora me encontraba despierto acostado todavía en mi cama. Esa visión que tuve fue muy muy real, fue como un suceso que hubiera sucedido. Así termino esa visión que entendí como un mensaje que no creo haber acabado de comprender.

TRANSCURRIÓ UN TIEMPO.

Y así, transcurrió un tiempo. Pasaron las cosas en la cotidianidad de lo extraño de ese entonces. Mientras yo seguía investigando y buscando la verdad…

VISITAS DESCONOCIDAS.

Otra noche como cualquier otra estaba durmiendo como cualquier día de esos tiempos. Era de madrugada y estaba por amanecer aunque todavía se veía obscuro como si fuera muy entrada la noche. Desperte como mi reloj biológico a veces me hacia despertar en las madrugadas o a veces entrada la noche. Esta vez paso algo fuera de lo cotidiano, empece a sentir algo muy sutil que acariciaba mi cuerpo, era como un cosquilleo en el cuerpo. Era una sensación muy sutil y placentera que aumentaba y me excitaba cada vez mas. Era una sensación de excitación diferente a la normal. Era una sensación intensa que parecía acariciar mi cuerpo mientras me excitaba y me daba placer. Entonces sentí una fuerza sobre mis brazos, era una fuerza muy sutil que hacia mover mis brazos y los guiaba. Entonces entendí que alguien me visitaba, parecía ser una mujer. No me imaginaba y no tenia ni idea de que podría ser, solo pude comprender es que era un fantasma. Un fantasma femenino que me hacia una vista sexual. Entonces fue como un encuentro sexual, que yo solo pude pensar era un fantasma. Jamas me lo imagine o espere, fue una verdadera sorpresa. Eso duro hasta que empeso a salir el sol, parecía que con la salida del sol perdía fuerza. Al final fue como si ella me entregara algo en la mano y termino como termino de salir el sol.

Así un tiempo tuve mas encuentros como esos durante un tiempo solo en la noche y a veces cuando se veía la luna llena o casi llena. Después también los hubo durante el día.. A causa de eso me dedique a investigar a que se debía esto y que era. Concluí que eran fantasmas o súcubos que robaban energía sexual para seguir existiendo. Ese día después de que eso paso me sentía muy cansado y débil. Pensaba que estaban vinculados y dependían de alguna forma de la luna y la noche. Finalmente esos encuentros casarón después de un tiempo hasta un poco antes del mes de noviembre

ÁNGEL DE MI GUARDA.

En esos días lo inusual era cotidiano en mi vida, eso era normal en un mundo apocalíptico. Me rodeaba lo inusual todo el día y todo el tiempo. En uno de esos días de rutina pasó algo, note ciertos patrones y rutinas. Ademas, note que las personas siempre actuaban influenciadas por algo. También recordé y note que durante este tiempo transcurrido “la verdad” había cambiado. En esas fechas por alguna razón alguna mi pensamiento me hacia permanecer en el presente inmediato. Pero ese día me decidí volver al pasado de los días de ese suceso, los días que habian transcurrido. Descubri muchas cosas, como si algo o alguien estuviera detrás de todo lo que pasaba. No era la gente que me rodeaba la que me mentía, había algo mas. En ese momento concentre toda mi mente en descubrir que estaba pasando, estaba decidido totalmente esta vez a descubrir a que se debía esto. Entonces note algo y lo recorde. Cuando todo empezó y me concentraba decididamente en un pensamiento importante sucedía algo. Yo sentía una especie de vibración y palpitar sobre mi cabeza, era como una energía que palpitaba a un ritmo constante. Recorde que eso paso algunas veces, especialmente desde que empezó todo esto. Era la misma energía que sentía alrededor de mi cabeza y cuando eso sucedía llegaban pensamientos a mi mente, como si hubiera algo ahí. Entonces recordé también que antes de que todo sucediera algunas veces llegue a sentir lo mismo mientras estaba recostado sobre la almohada pensando profundamente sobre algo. Recuerdo que una vez note ese palpitar mas fuerte de lo normal, tanto que mi cabeza se movía un poco y hacia rosas mis orejas y cabello con la almohada; eso producía un leve sonido constante. También recordé entonces que eso había pasado en algunas ocasiones en mi vida. Cuando estaba pensando sobre eso iba viajando en el autobús. Entonces empece a darme cuenta de que donde quiera que fuera las cosas pasaban de acuerdo a como yo las pensaba, no podía ser. Me di cuenta de que había alguien o algo detrás de todo esto. Finalmente viendo a retrospectiva me di cuenta de que algo hacia que esto pasara. Descubrí pues que los responsables de todo esto eran los angeles. Descubrí finalmente que los angeles que estaban ahí… eso era. Estaban ahí y habían estado todo el tiempo. Mis angeles de la guarda.

Y TRANSCURRIÓ MAS TIEMPO.

Y así transcurrió mas tiempo…

LA MENTIRA AMARGA.

Llego el mes de Diciembre del 2006, ya habían pasado algunos meses y acontecimientos desde aquel suceso que dio otro rumbo a mi vida. Durante ese tiempo había experimentado y descubierto algunas cosas. Lo que no sabia todavía era que esperar del futuro. Al descubrir a los angeles que estaban detrás de mi todo el tiempo, leyendo el libro de las revelaciones y asimilandolo al tiempo apocalíptico que estaba viviendo concluí que yo era una de las langostas que salían del abismo. Pensaba que de alguna forma yo estaba encerrado dentro de mi mismo y que estaba aquí esperando el día de mi liberación de dentro de mi propia alma. Entrando Diciembre, interpretando lo que se comunicaba en los medios, entendí que ese día estaba cerca; ya solo era cuestión de días. Yo era como el agua, de donde saldría algo hacia este plano, así pensaba y creía que era. Durante esos días hubo como simulacros, simulaciones de como sería ese día.

Finalmente un día de los meses de diciembre cuya fecha exacta no recuerdo llego el anunciado día. Esa noche me encontraba durmiendo en mi cama cuando los angeles me hicieron despertar. Entonces empece a sentir su energía alrededor y sobre todo mi cuerpo; era una energía que palpitaba a un ritmo constante. Entonces, la puerta de mi cuarto se abrió por una leve ráfaga, era la se al de que alguien había llegado. Entonces pude sentir otra energía un poco diferente, un poco mas intensa. Se supone que ese era otro ángel que había venido a sacarme a liberarme de dentro de mi mismo. Los otros como estábamos aquí para ser liberados y hacer algo en el mundo terrestre. Entonces la energía se mantuvo unos momentos sobre mí y de repente, sentí un dolor indescriptible. No era como una lesión, era un dolor que podía sentir dentro de mi profundamente. Sentía que salia desde el fondo de todo mi cuerpo y mi mente, no lo sentí como un dolor físico. Pero fue solamente durante unos segundos, fue tal vez menos de un segundo pero fue un gran dolor. Después vi como las cobijas de mi capa flotaban a unos centímetros de mi cuerpo, se levantaron tan rápido como el flash de una camara. Flotaban a unos centímetros alrededor de mi cuerpo no sobre toda la cama. Entonces sentí otra energía palpitar como las otras, se suponía que me habían liberado a mi mismo. Después los angeles me hicieron sentir cansado y aunque trate de permanecer despierto otro poco me hicieron sentir mas y mas cansado y volví a dormir. Desde ese día cambiarón las rutinas y su forma de hacer las cosas. Se suponía que era yo mismo el que estaba a cargo de mi mismo ahora y ya no los angeles. Pues los angeles habían esperado ahí todo este tiempo el momento en el que nosotros fuéramos liberados. Creía que no era el único en esa situación y que había otras personas como yo que estaban pasando por lo mismo en todo el mundo en ese momento. Desde momento todo cambio y se torno amargo. Desde ese momento todo se torno amargo pues se suponía que yo era una de las langostas del abismo de las que hablaba el libro del apocalipsis. Toda persona a mi alrededor la pasaba mal y sufría pues yo estaba aquí para atormentarlas. Así que desde entonces todas las personas que estaban a mi alrededor parecían sufrir, desde ese momento no volví a oír risa alguna en la gente. Ya no tenían tranquilidad ni descanso mientras yo estuviera ahí. Y para mi mismo fue muy amargo pues entonces pensaba que era como estar sentenciado a la muerte. Ademas ahora no tenia descanso, pues los angeles hacían sentirme a mi y a todos muy mal. Ese era su veneno y su forma de atormentar a las personas. Ahora que yo estaba a mis propias espaldas todo cambio y todo era amargo para todos, para mí y para todos los que me rodeaban. Fue la mentira mas amarga de todas.

ESPERAR POR ELLA.

Había terminado el año 2008 y yo ahora estaba libre, solo me quedaba esperar a Yesica. En ese tiempo yo terminé creyendo que era uno de los testigos del libro de las revelaciones. Ahora habría de esperar al otro testigo para llevar a cabo nuestra misión. Entonces empece a recordar a una ex compa era de la UNIVAS, ella se llamaba Yesica. Durante el primer semestre ella había mantenido un perfil bajo y pasaba media desapercibida. Pero en el segundo semestre empezó a cobrar cierto protagonismo durante las clases y las platicas de los temas que yo estaba aprendiendo. Yo pensaba también en esos momentos que había otras personas como yo, pero que ellos se enterarían de su situación un poco después de nosotros puesto que su situación era algo diferente. Su situación era diferente a la mía pues yo creía que tenia posición con mas jerarquía que ellos. Durante algún tiempo siempre creí que había ciertas personas como yo a las que también se les ocultaba la situación real del mundo y el proceso que se estaba desarrollando actualmente. Y lo creía por que como muchas otras cosas que creía pasaban y las veía todo el tempo. Entonces empece a recordar a Yesica, Yesica era una ex compa era en la UNIVAS. Ademas, recordé que desde el principio de todo esto en el 2006 se suponía que Yesica estaba pasando por una situación similar. Después de todo este tiempo me acorde de ella y creía por muchas cosas que había recordado que ella era una de esas personas que tendrían que pasar por un proceso similar al mio. Los angeles nunca me respondían nada, no podían decirme nada directamente a mí se suponía. Ademas, yo en esos días nunca me atreví a preguntar. Pero había comprendido o al menos pensaba haber descubierto que ahora yo tendría que esperar un tiempo. Durante ese tiempo ella pasaría por una situación similar a la mía y posteriormente tendríamos que cumplir con una misión juntos para redimirnos nuestros pecados. Pero primero yo tendría que esperar a que ella fuera preparada y después a que fuera liberada como yo lo fui en su momento. Ahora tenia que esperar, eso era lo que tenia que hacer, esperar a Yesica. Así empece el a o 2007 después de que en Diciembre había sucedido mi liberación.

Y TRANSCURRIÓ MAS TIEMPO.

Y así transcurrió mas tiempo… esperandola

LLEGARA TARDE.

Por el mes de mayo se suponía que pasaría algo, se estaba preparando algo grande y se le estaba avisando a todas las personas a través de la televisión y los medios. Se supone que todos se enterarían menos ellos… o nosotros. Se suponía que en el mundo no se había declarado el proceso apocalíptico ni se hablaba de el en la televisión por que no todos”habían despertado”. Pues el día en que todos ellos se enteraran de la realidad que sucedía el mundo cambiara radicalmente. El único motivo para mantenerlo todavía oculto era por ellos; por los que faltaban, por los otros. Por los que eran como yo pero “todavía no habían despertado”. Ellos se tendrían que enterar algún día de su situación como en algún momento yo me entere también. Ahora se estaba preparando todo para que nada saliera mal. Yo veía como preparaban todo, había simulacros pues todo debería de salir bien a modo de que ellos no se enteraran todavía y nosotros que ya estábamos sabiamos lo que pasaba descubriríamos mas de lo que debíamos. Ademas, había otros que se enterarían después de estos y estos no debían de enterarse de nada todavía. Esa era la forma en que los angeles, las langostas que venían del abismo debían atormentar a las personas. Yo pensaba haber descubierto que eso se estaba preparando para el mes de mayo. Ya todos estaban listos, Yesica ya estaba lista. Por esas fechas yo ya me encontraba algo ansioso y estaba esperando a que pasara algo de verdad pues desde que todo inicio ya había pasado mucho tiempo y yo solo estaba ahí esperando. Yo me estaba impacientando cada vez mas y mas conforme transcurría mas tiempo. Ademas, después de haber descubierto que los angeles me habían enga ado durante todo este tiempo yo ya esperaba algo verdadero con impaciencia. Finalmente llego el mes de mayo, todo paso finalmente. Ellos ya estaban ahora listos, se habían enterado de lo que pasaba y solo quedaba esperar a que fueran liberados como había pasado conmigo.

TODO ERA MENTIRA.

Mi impaciencia era cada vez mayor mientras veía que solo esperaba mientras el tiempo seguía transcurriendo. Se suponía que todo esto tenia un proposito de ser; sin embargo yo solo veía el tiempo como pasaba. Después del mes de mayo del 2007, cuando sucedió esto supuestamente lo que se estaba preparando desde el mes de enero del 2007. Es decir, que los otros fueron enterados como yo fui enterado en su momento de lo que estaba pasando. Y parecía que había sucedido, claro, yo no tenia ninguna certeza y no me constaba nada. Pero, se supone y todo parecía indicar que ya había pasado así. Impaciente yo ya no estaba conforme, yo no había visto las cosas personalmente así que decidí asegurarme. Empezaba a contemplar la idea de que los angeles me estuvieran mintiendo una vez mas. Con el tiempo me di cuenta de que no había sucedido lo que se supone se había anunciado; pero ademas descubrí que nada de lo que yo creí que había pasado en realidad había sucedido. Nada era verdad, el mundo seguía como antes y siempre. Todo este tiempo los angeles me habian estado enga ando, todo fue mentira. Unos días antes me encontré con un amigo al que conocía desde el bachillerato, desde ese tiempo no había tenido una charla con nadie que no fuera mi familia. Y en realidad, no había conversado con nadie realmente. Mientras comenzaba nuestra conversación el tartamudeaba; perdía el control, olvidaba las cosas que iba a decir y se ponía muy nervioso. Claro que para esos días eso era algo cotidiano y normal, algo a lo que yo conocía la explicación y algo que todos podían explicarse también pues todos conocían la verdad se suponía. Pero decidí averiguar impaciente por esperar tanto tiempo y por la incertidumbre en la que vivía. Tras unos cuantos minutos de charla todo pareció calmarse por voluntad de los angeles que atormentaban a las personas alrededor de mí. Después de eso pude platicar con mas calma con el y hasta lo acompa e a realizar un tramite que iba a hacer a la universidad (UABJO). Tras ese día descubrí que muchas cosas que yo creía verdad eran mentira, me di cuenta de que los angeles me estvierón enga ando todo el tiempo. No era la gente la que me mentía, eran los angeles los responsables de todo esto. Me decidí a averiguar si las cosas que creía habían pasado en realidad habían sucedido, incluyendo lo de yesica. Y descubrí que no, descubrí que todo lo habían hecho los angeles, como lo habían hecho y como influenciaban en mi persona. Todo lo que veía y creía era una verdad que sucedía en el mundo era mentira. Nada había sucedido en realidad, todo el tiempo habían sido ellos, manipulando todo lo que me rodeaba. Todo lo habían hecho ellos, todo lo que yo había pasado y visto, todo era mentira y todo lo habían hecho ellos. Ellos sabían lo que yo pensaba y sabían como enga arme. Empece a recordar todo desde que empezó hasta donde me dejaron. Recordé como habían influenciado en mi y en todo lo que me rodeaba. Ellos estaban detrás de todo esto, también descubrí que el motivo para mantenerme separado de las personas era para mantenerme sumergido en esta gran mentira… todo fue un enga o. Finalmente ese día decidí esperar al mes de agosto del 2007, fecha en que se cumpliría un a o de que todo paso. Entonces decidí mi última espera, decidí que esta sería hasta el mes de agosto del a o 2007; si nada pasaba entonces yo seguiría adelante y dejaría atrás este asunto del que nunca se me dijo nada.

LA ESPERA TERMINÓ.

Al fin llego la esperada fecha, era el mes de agosto del a o 2007. A un a o de que todo empezara no había pasado nada, solo mi espera.. Y como lo había decidido, la espera había terminado. Había decidido de que a pesar de lo que pudiera o no pasar en el futuro yo ya no esperaría mas. Decidí que seguiría adelante con mi vida y trataría de olvidarme del asunto. Decidí buscar un trabajo y contemplaba la posibilidad de volver de regresar a estudiar. Encontré un trabajo de fines de semana en una pastelería, empece a trabajar ahí por el mes de septiembre de ese mismo a o.

Pero todo cambiaria, ahora que sabia que había sido enga ado las cosas ya no podrían ser igual. Ahora sabia no solo que los angeles me habían enga ado todo este tiempo, sino también sabia que ellos habían estado ahí todo el tiempo. Conocía sus formas de controlarme, sus métodos y forma de operar. Sabia como me habían mantenido en actividad mental todo este tiempo para tener el control sobre mí. Todos los días, todo el tiempo desde que empezó me mantenían cautivo en la actividad mental. Era mitad yo y mitad lo que ellos querían que fuera. Ahora sabia como lo hacían y por que lo hacían, pero no sabia para que lo hacían. Ahora ya no funcionaba mas o al menos no como antes. Desde entonces idearon una nueva forma de mantenerme intelectualmente ocupado, idearon nuevas formas de mantenerme dentro de la rutina. Idearon nuevas formas de mantenerme en la rutina hasta que yo lo descubría. Y con esas rutinas de actividad gradualmente se iban apoderando de mi voluntad y lo que sentía y pensaba. Después de un tiempo yo encontraría la forma de burlar sus métodos pero cada vez que lo hacia cambiaban su forma de operar una y otra vez. Así es hasta la fecha de hoy en la que escribo el presente. Se habían hecho mas descarados, y se habían mostrado hasta necios al no lograr cumplir con su objetivo en estos últimos días. Una de esas rutinas ahora era generar conflictos con las personas y mantenerme presionado y bajo control. En el trabajo generaban conflictos y malentendidos manipulando gestos de nuestros rostros, el estado de animo y pensamientos de todos los que me rodeaban. Si yo quería evitar problemas y conflictos ahora tenia que encontrar la forma de solucionar esos problemas que ellos generaban. Tenia que seguir el juego, si ellos ponían un gesto en m cara yo tenia que hacer como si yo lo hubiera hecho con el fin de que la gente no descubriera lo que en realidad pasaba. Así lo hacían con las personas, a veces me hacían o hacían tartamudear a otras personas para aparentar nerviosismo y delatar algo que no se quería dar a conocer. Era así todo el tiempo y en todos lados. Llegue a tener problemas en el trabajo cuando decidí no seguirles el juego. En algunas ocasiones eran tan necios y cuando yo decidí no seguirles el juego algunas personas notaron todas estas cosas sutilmente extra as e inexplicables alrededor de mí. Algunos otros pocos llegaron a darse cuenta de que ellos estaban ahí y que ellos hacían las cosas. En especial en estos últimos días que escribo el presente texto. Para mi era muy difícil o imposible impedir todo esto, a veces ponían eso en juego para que yo siguiera el juego. Algunas veces lograba impedir que no llevaran a cabo su juego con mucho esfuerzo, otras veces me era imposible pues eran muy rápidos. Después utilizaron eso mismo también como el mismo juego. Ellos podían leer la mente de todos incluyendome, era muy difícil llevarles la contraría. No podía hacer ningún plan al respecto sin que ellos lo supieran desde antes y planearan la forma de hacerlos fracasar. Hubo veces en las que tuvieron que congelar mis movimientos o los de otras personas para que todo saliera como ellos habian planeado. Así es hasta estas fechas, parece interminable e inevitable. No he podido ni podría seguir adelante con mi vida como era antes. Ahora estaba conciente de muchas cosas pero no podía evitar que todo pasara. Desde ese agosto en el que decidí mi ultima espera habían pasado unos meses hasta llegar al mes de Diciembre del a o 2007.

MI ÚLTIMA VOLUNTAD.

Fue en el mes de Diciembre del a o 2007 que decidí escribir el presente texto. Nunca había escrito sobre esto salvo una vez que envíe un correo electrónico en un día de desesperación a principios del 2007. Hoy que escribo estas lineas es el lunes 23 de Junio del a o 2007. A estas fechas se me termina mi tiempo y escribo el presente apuradamente. Así que dejo el presente como la última cosa que pude hacer. Ahora tomare mis maletas para dirigirme a ninguna parte, a donde desde el principio siempre iba. Nunca me rebelaron el propósito de todo esto, creo que conforme lo que ellos sabían consideraron que ya no era prudente. Creo que la espera habría terminado antes de lo que yo pensaba pero algo no salio como ellos querían, porque no iba a salir como ellos deseaban. Creo que hasta estas fechas me siguen mintiendo para ocultarme la verdad de todo esto. Nunca supe por que paso todo esto y nunca lo sabre, parece ser que ya no es necesario que sepa pues algo no salio como lo planeado. Creo que no estaba contemplado primero, que yo descubriera que ellos estaban ahí; ni que tenían control sobre mí persona, que me habían enga ado y como lo habían hecho. Como influenciaban en mí forma de ser, de pensar y de sentir. De todas formas ya todo termino…

Descargar mi ultima voluntad en documento de word:

http://rapidshare.com/files/127365657/Mi_ultima_voluntad.doc.html